Presentación de “La diabetes de mi hijo”

portada_libro

Prólogo al libro Psicología y Diabetes, de Olga Sanz.

Conocí a Olga Sanz cuando realizaba las prácticas del Master de Psicología Clínica en nuestra Unidad de Diabetes a principios de la pasada década. Desde el primer momento me impresionó la gran sensibilidad que mostraba hacia los niños y adolescentes con diabetes. De inmediato nos trasladó, de manera muy práctica, la gran importancia que tiene el apoyo psicológico continuado a los padres y hermanos de los pacientes con éste y otras enfermedades crónicas.

Durante este largo período he visto a Olga implicarse desinteresadamente en el apoyo psicológico de los pacientes con diabetes y sus familiares. Siempre dispuesta a dar su tiempo para realizar talleres y proporcionar sostén emocional a quien pudiera necesitarlo.

Un día, hablando con ella, nos planteamos qué más podíamos hacer para mejorar la asistencia a nuestra población pediátrica con diabetes y se nos ocurrió que un libro sencillo sobre los aspectos psicológicos que acarrea la aparición de la diabetes en todos los componentes de una familia no existía todavía. Sabíamos que podía convertirse en un texto muy útil.

Ha pasado un año desde aquella conversación, y este libro está ya finalizado, listo para que todas las familias que puedan necesitarlo lo tengan en su mano. Olga ha vertido en este libro toda su experiencia y conocimientos de una manera sencilla y cercana. Mi deseo es que consideréis este libro como un amigo al que podáis consultar dudas. Una primera lectura nos ayuda a centrarnos en cómo evitar situaciones comprometidas asociadas a los aspectos sociales de la enfermedad, y las posteriores consultas al libro pueden proporcionar soluciones cuando se requieran respuestas a situaciones específicas.

Yo, que he ido leyendo el texto a lo largo de su redacción y discutiendo con Olga cada una de las situaciones reflejadas, considero que hacía falta un libro así en nuestro medio, desde hace mucho tiempo.

Deseo que el libro os sea muy útil, y felicito a Olga por su gran valía personal y por la especial atención que mantiene hacia los aspectos psicológicos de la diabetes. Estaatención psicológica debe ser parte fundamental de la asistencia a los pacientes y familiares de nuestros niños con diabetes.

Finalmente, quiero expresar la necesidad de contar con psicólogos en las Unidades de Diabetes Pediátrica. Este es un reto para la organización sanitaria que sin duda necesita una respuesta en un futuro muy cercano.

Dra Raquel Barrio.
Unidad de Diabetes Pediátrica.
Hospital Universitario Ramón y Cajal